Artículos

Bots, ¿sólo se usan en tiempos de elecciones?

Comparte este contenido:

Los bots y sus primos-botnets, ejércitos bot, son una nueva fuerza dominante en el discurso público, pero estos programas informático autónomos no sólo se usan en tiempos de elecciones.

En época de campañas electorales y tiempo de elecciones es posible que hayas escuchado que los bots se pueden usar para apoyar a algún candidato, atacar en redes sociales a quienes están en contra de una postura e incluso entablar una conversación con los usuarios. ¿Qué te parece usarlos en el marketing digital?

Los bots son nuevas herramientas que están de moda. Silicon Valley ha llamado al chatbot como el siguiente paso tecnológico después de la aplicación. El mismo Donald Trump, presidente de Estados Unidos, dijo que no habría ganado en noviembre de 2016 sin Twitter, donde, según los investigadores, los bots ampliaron masivamente su apoyo en la plataforma.

KEY INSIGHT

Un bot podría estar programado para dejar comentarios de apoyo en la página de Facebook de un político, dirigirse a periodistas con una avalancha de tweets enojados, o comprometerse con un mensaje para inflar artificialmente su popularidad.

Los académicos han argumentado que casi 50 millones de cuentas en Twitter son en realidad ejecutadas automáticamente por bots. En Facebook, las bots sociales (las cuentas ejecutadas por software automatizado que imitan a los usuarios reales o que trabajan para comunicar flujos de información particulares) se pueden usar para automatizar páginas grupales y difundir publicidades políticas.

En las campañas asistidas por bots más exitosas, los usuarios reales de las redes sociales son influenciados hasta el punto en que participan voluntariamente compartiendo contenido falso o alterado con sus amigos.

Esto a menudo lleva a la cobertura de los medios de comunicación convencionales, lo que muchas veces beneficia a las campañas, incluso cuando la cobertura pretende desmitificar información falsa o engañosa.

Una forma fácil de definir un bot, es describirlos como un software que imita el comportamiento humano, por lo que son muy útiles en el marketing digital.

Un bot, por ejemplo, podría estar programado para dejar comentarios de apoyo en la página de Facebook de un político, dirigirse a periodistas con una avalancha de tweets enojados, o comprometerse con un mensaje para inflar artificialmente su popularidad.

En el marketing digital, estos desarrollos ayudan para hacer referencia a una marca, producto y servicio e impulsar una organización.

La diferencia entre los humanos y los robots es que mientras un usuario activo de medios sociales puede encontrar tiempo para publicar una o dos veces al día a cientos de seguidores, los bots no tienen trabajos ni deberes, mucho menos tiene que dormir.

Esta gran ventaja permite que los bots existan para tener una única misión: publicar todo lo posible e interactuar con las personas 24/7. Esto hace que esta tecnología sea una herramienta poderosa para aquellos que desean moldear la opinión pública dominando o guiando la conversación.

Los bots están transformando nuestras vidas pero también la forma de hacer negocio. Más allá de la política, puede utilizarse de muchas formas, como facilitar la atención al cliente o actuar como asistentes personales, convirtiéndolos en una estrategia de marketing exitosa para cualquier empresa.

Gracias a la utilización de Inteligencia Artificial, los chatbots se pueden programar para tomar datos de tus usuarios y convertirlos en una experiencia personalizada. Además, tienen la ventaja de ir aprendiendo de cada usuario con cada interacción e incluso basándose en la forma de navegación para saber los gustos de cada persona.

El ecommerce es una de las industrias en línea que pueden beneficiarse más del uso de chatbots

Para empezar, esta tecnología suele ser barata de instalar y ejecutar. Además, es fácil de programar, pues no necesitas saber cómo codificar.

También te ofrece una forma muy fácil de crear un entorno de mensajería sin necesidad de un equipo dedicado de representantes de ventas.

Un bot puede hacer todo, desde encontrar clientes potenciales hasta analizar el tráfico. Uno de los mejores beneficios es su accesibilidad. Puedes usarlos en plataformas como Slack, Facebook Messenger, Telegram, Skype o Twitter, por ejemplo.

La interacción con los clientes es inmediata, estando a disposición las 24 horas del día los 365 días del año, solucionando problemas sencillos y básicos.

En otros casos los bots manejan el arduo trabajo de llevar la iniciativa y hablar con los usuarios de una manera personalizada para después encontrar el producto o servicio adecuado para cada cliente. Es entonces donde  tu compañía o uno de tus representantes puede intervenir y cerrar tratos o compras.

Esto funciona sorprendentemente bien y, a menudo, tus clientes ni siquiera sabrán que están hablando con un bot. Además son excelentes para crear estrategias de marketing digital. Sólo es cuestión de que te acerques a los profesionales.

ebook inteligencia artifical

Autor: Karen Ortega

Experta en temas de tecnología y nuevas tendencias, reportera en HackerTV de ExcélsiorTV, y colaboradora en diversos medios especializados en Innovación, Ciencia y Tecnología.

Autor: Karen Ortega

Experta en temas de tecnología y nuevas tendencias, reportera en HackerTV de ExcélsiorTV, y colaboradora en diversos medios especializados en Innovación, Ciencia y Tecnología.