Artículos

Cobots vs Robots Industriales: las diferencias

Comparte este contenido:

La frecuente presencia de cobots en los pisos de producción de las industrias amplia las posibilidades de la automatización, sus diferencias con los otros robots industriales hacen pensar en una revolución al interior de las fábricas.

La fabricación de robots por parte de los seres humanos tiene una larga data, está ha evolucionado conforme la misma tecnología lo ha hecho y los entornos en los que se aplica se han extendido.

KEY INSIGHTS

Clasificación de robots industriales

  • Manipulador manual.
  • De secuencia fija.
  • De secuencia variable.
  • Imitador.
  • Robot CN
  • Inteligente

Fuente: Robótica la última frontera de la alta tecnología, Marvin Minsky et al. Editorial Planeta.

Los robots han pasado de ser artefactos curiosos y de entretenimiento – recordemos los autómatas de Jacques de Vaucanson o los de Pierre Jaquet-Droz o los robots Eric y George de Captain WH Richards o las tortugas de Grey Walter– a máquinas operativas y funcionales que resuelven aquellas tareas que son complicadas y peligrosas para los seres humanos o que son bastante monótonas y repetitivas.

Uno de estos entornos en los que los robots tienen una presencia casi omnipresente es el entorno industrial.

Según la definición de la norma UNE-EN ISO 8373 un “robot industrial es un manipulador multifuncional, controlado automáticamente, reprogramable en tres o más ejes, que puede estar fijo o móvil para uso en aplicaciones de automatización industrial”.

¿Cuál es su historia?

Ahora bien, desde los años 50 se comenzaron a crear robots industriales. El primero de ellos fue desarrollado por George Charles Devol pero quien encontró su uso industrial fue Joseph Engelberger a través de la empresa Unimation, por lo que ambos produjeron en 1959 el prototipo Unimate#001 y en 1961 crearon el primer brazo robótico serie Unimate 1900 el cual se utilizó en masa en las fábricas e industrias.

La Unimate#001 se utilizó por primera vez en una planta de fundición automotriz de la General Motors en Trenton, Nueva Jersey, Estados Unidos.

De esta manera, fue como los robots industriales llegaron a las fábricas. La industria automotriz fue la primera en introducirlos en sus procesos de producción pero posteriormente los robots se utilizaron en otros sectores industriales como el manufacturero.

Varios especialistas coinciden que con el otorgamiento de la licencia de fabricación de Unimation para que los robots Unimates se construyeran en Japón por la compañía Kawasaki Heavy Industries (hoy, Kawasaki Robotics) es que comienza el desarrollo de robots industriales en el país insular. Actualmente, los nipones lideran el mercado de la robótica industrial.

¿Qué caracteriza a un robot industrial?

La mayoría de los robots industriales contienen los siguientes elementos según Josep Amat y Alicia Casals:

1.- Estructura mecánica, formada por los distintos elementos articulados que configuran la estructura del robot.

2.- Actuadores, los cuales confieren movimiento al robot.

3.- Elemento terminal.

4.-Unidad de control del robot.

5.- Sensores del entorno necesarios para adaptarse a las condiciones de trabajo.

6.- Interfaz de usuario, como elemento de comunicación persona-máquina.

Para darles un uso particular o tipología en la industria, los mismos autores destacan que los robots se diferenciarán por los siguientes elementos: grados de libertad, precisión, repetitividad, capacidad de carga, sistemas de coordenadas y accesibilidad y redundancia.

Los robots industriales son fundamentales en las cadenas de montajes y tienen distintas tareas. Pero hace relativamente pocos años, han comenzado a utilizarse en las fábricas otro tipo de robots, los robots colaborativos o cobots.

Un cobot es un robot que colabora o trabaja en conjunto con un ser humano en un entorno industrial. Este tipo de robot tiene la capacidad de detectar los movimientos del humano para no golpearlo y trabajar sincronizadamente.

Diferencias entre robots industriales convencionales y cobots

Cobots Robots Industriales convencionales
Pueden realizar múltiples tareas. Hacen una sola tarea con total precisión.
Fáciles de colocar en distintos entornos. Se colocan en un único entorno.
Son fáciles de programar e instalar. Necesitan de especialistas para instalarlos y programarlos.
Interaccionan con el humano. Nula interacción con el humano.
Ligeros La mayoría de ellos son pesados y toscos debido a las tareas que ejecutan.
Fáciles de operar. Complejos para operarlos.
Habilidades de aprendizaje automático. Preprogramados
Facilidad en el montaje de otras piezas Tienen funcionalidades específicas.
El costo de la puesta en marcha es menor. El costo de la puesta en marcha es mayor porque necesita de especialistas.

En el mercado existen varios modelos de cobots, entre ellos: Baxter y Sawyer de Retinhk Robotics; la serie LBR iiwa de Kuka; YuMi de ABB; los robots UR3, UR5 y UR10 de Universal Robots; los CR-4iA, CR15iA de Fanuc, entre muchos más.

Tanto los robot industriales convencionales como los cobots tienen cabida en la automatización de una fábrica pero cada vez veremos más cobots pues se espera que éstos lideren no la actual Industria 4.0 sino la Industria 5.0.

ebook inteligencia artifical

Autor: Adrián Rodríguez

Ha colaborado en el desarrollo de contenidos en la Revista Digital Universitaria, una de las primeras revistas digitales de la UNAM y en Ciencia y Desarrollo, versión electrónica del Conacyt. Le apasionan los temas de ciencia, tecnología e innovación.

Autor: Adrián Rodríguez

Ha colaborado en el desarrollo de contenidos en la Revista Digital Universitaria, una de las primeras revistas digitales de la UNAM y en Ciencia y Desarrollo, versión electrónica del Conacyt. Le apasionan los temas de ciencia, tecnología e innovación.