Artículos

Cómo optimizar la gestión de información

Comparte este contenido:

La gestión de información de una empresa es clave para su operación, para lo cual debe contar con una planeación, el análisis de datos y big data así como el almacenamientos de datos que la beneficie.

La información que maneja una empresa se ha convertido en uno de sus principales activos pues la transformación digital representa la generación de una gran cantidad de datos que requiere una firma para operar.

Un estudio indica que 65% de las empresas mexicanas no cuentan con herramientas que prevengan la pérdida de datos y 62% de los encuestados todavía no define una política de clasificación y manejo de datos sensibles como una medida de control para el riesgo de fuga de datos.

KEY INSIGHTS:

  • Los datos de una compañía han dejado de ser cifras escritas en un papel y ahora son grandes cantidades de información que viven generalmente en la nube, por lo que la gestión de información representa un reto considerable para las empresas.
  • Las grandes empresas pueden analizar grandes cantidades de información y así aceleran los ciclos de planificación y mejoran la calidad del plan de negocio.
  • Un 57% de las empresas mexicanas utiliza, evalúa o planea utilizar servicios de cómputo en la nube dentro del próximo año pero sólo 50% de los encuestados en el país considera que la certificación externa aumentaría su confianza en el cómputo en la nube.

Los datos de una compañía han dejado de ser cifras escritas en un papel y ahora son grandes cantidades de información que viven generalmente en la nube, por lo que la gestión de información representa un reto considerable para las empresas.

Por lo que, como parte de la gestión de información es necesario contar con tres puntos clave: la planificación, el análisis de información y el almacenamiento de datos.

  1. Planificación: en la actualidad, las organizaciones se enfrentan a una serie de preguntas de planificación complejas que requieren la combinación de datos de planificación descendente o estratégica y ascendente o táctica y experiencia de todas sus unidades de negocios.

Estas decisiones de planificación pueden tener impacto significativo a corto, mediano y largo plazo y con un análisis correcto del volumen de datos que mantiene la empresa en su sistema es posible mejorar la operación y beneficiarse de ello.

Por ejemplo, en la producción de bienes, la planificación de información requiere datos básicos como saber qué producto se quiere generar, cuándo producirlo, cuánto producir y dónde producirlo.

Para responder a estas preguntas, las empresas deben reunir datos de ventas, marketing, operaciones y finanzas en una sola vista para obtener una imagen real de su negocio.

  1. Análisis y procesamiento de datos: este tipo de desafíos lleva a los programadores y desarrolladores a crear plataformas que puedan determinar las decisiones correctas y funcionan como la columna vertebral de planificación, capaz de unificar los datos de toda la empresa.

Más de 160 de las 500 globales utilizan este tipo de tecnología que vertiginosamente está incluyendo inteligencia artificial para tener mejores y más eficientes procesos.

Asimismo, optimizar el procesamiento del big data de la empresa tiene un amplio rango de aplicaciones, desde temas como la estrategia de inversión hasta para responder y orientar a los consumidores en temas cotidianos como la selección de tu música favorita o película, comida, entre otros.

Mientras más información maneje la empresa más oportunidades y beneficios alcanzarán las compañías.

Las grandes empresas pueden analizar grandes cantidades de información y así aceleran los ciclos de planificación y mejoran la calidad del plan de negocio.

Las organizaciones pueden capturar más valor en el mercado al mejorar las operaciones, ahorrar dinero al administrar los recursos de manera más efectiva y mitigar el riesgo y todo gracias a la gestión de información que permea en las decisiones del negocio y así generar mejores decisiones y saber qué caminos tomar para que crezca la organización.

  1. Almacenamiento de datos: el cómputo en la nube es clave para que las empresas operen y cuenten con la información correcta para su análisis y funcionamiento estratégico.

La encuesta antes mencionada, indica que 57% de las empresas mexicanas utiliza, evalúa o planea utilizar servicios de cómputo en la nube dentro del próximo año pero sólo 50% de los encuestados en el país considera que la certificación externa aumentaría su confianza en el cómputo en la nube.

Más allá de que las firmas tomen la decisión de migrar al mundo digital y almacenar su información en  la nube, deben tener en cuenta de que la seguridad de los datos es básico pues, ya se trate de una nube pública o privada; se necesita de un tercero que evalúe la certeza de los datos y de seguimiento al nivel de seguridad.

En México la seguridad de los datos almacenados no es prioridad, sólo 36% de las empresas en el país  cuenta con soluciones de seguridad en la información.

Sin embargo, la seguridad de los datos es muy importante pues, como mencionamos antes, ahora el centro del negocio es la gestión y almacenamiento de la información.

Nuevo llamado a la acción

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.