Artículos

Cuatro pasos básicos para desarrollar tu propia app

Comparte este contenido:

Crear y desarrollar tu propia app en un negocio es una forma de optimizar y dinamizar sus ventas y por tanto de aumentar su rentabilidad.

KEY INSIGHTS:

  • Antes de invertir en una app tienes que asegurar que hacerlo beneficiará tu negocio.
  • Para que te funcione una app tienes que saber para qué la necesitas y cuánto puedes invertir en ella.
  • Hay diferentes tipos de apps, elegir el objetivo es requisito para que la elección sea un éxito.
  • Desarrollar una app requiere de una estrategia que considere todos los aspectos de su funcionamiento.

En los tiempos que corren es imposible que un negocio no se enchufe con la frecuencia tecnológica actual que todo lo transforma y todo lo renueva; en el caso de un negocio pequeño o mediano que comienza a andar o se encuentra en proceso de gestación el uso de una app (abreviatura de application) puede ser un factor clave para garantizar su estabilidad y desarrollo;  te enlistamos cuatro pasos básicos que podrás tomar en cuenta a la hora de decidir desarrollar tu propia app:

1.-Saber qué es una app y para qué sirve

Antes de tomar la decisión sobre usar o no una app resulta imprescindible saber qué es una app, a lo que podemos contestar que es un programa que se instala en un teléfono celular o tablet, que sirve para realizar tareas de tipo profesional, comercial, lúdico, informativo, entre otros; con una app un negocio le ofrece a los clientes una opción rápida y sencilla de conocer sus productos o servicios y de adquirirlos.

2.-Definir si tu negocio necesita una app

Una vez que sabes qué es una app podrás responder a la pregunta de si tu negocio requiere o no de ella, de si te beneficiarías con la inversión que implica tenerla, lo que es un punto importante porque instalar una app implica realizar una inversión; no se trata de tener una app porque esté de moda o porque la tendencia de muchos negocios es tenerla, sino por saber con certeza que en efecto desarrollarla es algo que tu empresa necesita.

3.-Definir qué tipo de app necesitas

Lo que sigue es definir qué tipo de app necesitas; esto lo tienes que decidir a partir de saber cuánto dinero estás dispuesto a invertir en ella, del tipo de mercado al que te diriges, de qué tipo de diseño necesitas (sencillo o sofisticado), de si requieres de notificaciones en la aplicación, de si quieres incorporar cámara y GPS, y de si tu aplicación está pensada para cambiar, actualizarse y utilizar funciones distintas a las originales; existen tres tipos de apps:

  • Aplicación nativa: Funciona de manera independiente para cada plataforma (Android, iOS, Apple, Windows Phone, etc), por lo que tienes que crear una app para cada uno de estos sistemas operativos; no necesita de Internet para trabajar, envía mensajes a los usuarios, se actualiza constantemente, permite el acceso a todas las funciones del hardware del teléfono celular y Tablet, como son la cámara, el GPS, almacenamiento de datos y más, por lo demás, la descarga de apps es rápida y sencilla, lo que facilita el marketing y la venta de tus productos; este tipo de app, sin embargo, es más costosa debido al funcionamiento autónomo de cada plataforma.
  • Aplicación Web. Funciona para todas las plataformas sin necesidad de separar una plataforma de otra, esto debido a que la conexión se da directamente con la página web, lo que reduce los costos de inversión y es más fácil de operar, requiere de internet para funcionar porque opera ligado con la página web, no interactúa con los accesos del hardware del celular o tablet más que de manera limitada y el marketing que desarrolla no es tan eficaz y dinámico como el de la app nativa.
  • Aplicación híbrida. Es una mezcla de lo mejor de las apps anteriores: funciona con el lenguaje de las páginas web pero puede acceder al hardware de las distintas plataformas y a app store, o sea en plataformas como Android y iOS, lo que no pueden hacer las aplicaciones web; su costo oscila entre el de las dos apps mencionadas.

4.-Estrategias de diseño de tu app

Una vez que hayas escogido el tipo de app que te conviene lo que sigue es diseñar una estrategia derivada de las necesidades de tu negocio, que tiene que considerar el perfil del cliente al que te diriges o tienes cautivo, cómo y cuándo te vas a relacionar con él, por ejemplo si lo vas a recompensar con puntos y premios, cómo vas a realizar el seguimiento de una compra, cómo elegir el diseño visual de tu app, cómo definir su funcionamiento técnico, como promover tu app en redes sociales… y todo lo que surja en el proceso de creación de tu app.

Finalmente tienes que elegir una empresa pondrá a funcionar la app que necesitas, que te hará un presupuesto que tú juzgarás conveniente o no, y que te asesorará y ayudará a elegir los criterios adecuados que impulsarán tu negocio hacia dónde quieres dirigirlo.

Regístrate y descarga gratis la infografía ¿Cuáles son los hábitos de navegación de tus clientes?

Autor: Jorge García

Escritor e investigador, de temas relacionados con la juventud, la lingüística, la literatura y el futuro de la cultura, su interés principal es estudiar y reflexionar sobre los riesgos y beneficios de la artificialidad tecnológica. Actualmente escribe un libro sobre ello.

Autor: Jorge García

Escritor e investigador, de temas relacionados con la juventud, la lingüística, la literatura y el futuro de la cultura, su interés principal es estudiar y reflexionar sobre los riesgos y beneficios de la artificialidad tecnológica. Actualmente escribe un libro sobre ello.