Beneficios del IoT en el sector de telecomunicaciones

Beneficios del IoT en el sector de telecomunicaciones

Comparte este contenido:

Las empresas de telecomunicaciones deben ajustar sus estrategias y servicios para ofrecer soluciones de Internet de las Cosas a sus clientes.

Autos y hogares conectados, dispositivos o wearables interactivos y ciudades inteligentes; éstas nuevas tecnologías se concretan gracias al Internet de las Cosas (IoT) que ofrecen las empresas del sector de telecomunicaciones.

KEY INSIGHTS:

  • Los centros de datos y la capacidad de almacenar información en la nube, son clave para el éxito de los clientes a quienes se les ofrecerán servicios relacionados con el Internet de las Cosas o quienes usarán las redes para ese fin.
  • El IoT brinda un valor comercial agregado que permite desarrollar soluciones convincentes a partir del análisis de datos que pueden transformar los negocios y las empresas de telecomunicaciones pueden ser el aliado perfecto.
  • Al incrementarse el número de dispositivos conectados su manejo requiere un seguimiento uno a uno por lo que contar con una asesoría personalizada y un equipo dedicado a cada cliente de la telcos será el plus.

El Internet de las Cosas enfocado a conectar objetos y máquinas para que interactúen, es el reto de la nueva era digital.

Un estudio de la empresa Cisco indica que para el año 2021 existirán 4.6 mil millones de usuarios conectados a internet y 27.1 mil millones de dispositivos conectados.

Esto representa un enorme reto para las empresas del sector y para las compañías que requieren de sus servicios para entregar soluciones a los usuarios finales.

A continuación enlistamos algunos de los beneficios que pueden diferenciar tus servicios frente a la competencia.

Servicio: los operadores de telecomunicaciones deben reinventar el modelo de relación con el cliente al ponerlo en el centro y transformar el modelo de ventas de manera que generen una experiencia del cliente consistente y donde la calidad del servicio sea clave de la diferenciación tanto en tiendas físicas como la que se ofrece por teléfono o internet.

Como parte de este proceso se requiere contar con cierto grado de servicio definido por la accesibilidad a las conexiones físicas y el desempeño en materia de cobertura y capacidad. La calidad del servicio puede medirse a partir de la latencia, rendimiento del paquete y cantidad de errores.

También cuenta que el operador verifique la calidad de la experiencia sobre el uso del servicio.

Infraestructura y almacenamiento: Los centros de datos y la capacidad de almacenar información en la nube, son clave para el éxito de los clientes a quienes se les ofrecerán servicios relacionados con el Internet de las Cosas o quienes usarán las redes para ese fin.

Las telcos deben asegurarse de contar con una infraestructura en la nube sólida, flexible y ágil para adaptarse a la nueva escalabilidad y despliegue de las aplicaciones en el mundo de los dispositivos conectados.

Para lograrlo deben ofrecer servicios de red ininterrumpidos sin caídas y con velocidades adecuadas según lo requiera cada dispositivo, sensor o aplicación.

Personalización: el IoT brinda un valor comercial agregado que permite desarrollar soluciones convincentes a partir del análisis de datos que pueden transformar los negocios y las empresas de telecomunicaciones pueden ser el aliado perfecto.

Los operadores no pueden esperar pues el impacto del Internet de las Cosas es real y cambiará los objetivos de los proveedores de servicios y las empresas telecom deben ayudar a sus clientes a monetizar los servicios IoT a través de una administración correcta de la tecnología, rubro en que las firmas del sector tienen experiencia.

Al incrementarse el número de dispositivos conectados su manejo requiere un seguimiento uno a uno por lo que contar con una asesoría personalizada y un equipo dedicado a cada cliente de las telcos será el plus que hará la diferencia entre un operador u otro pues, aunque ofrezcan los mismos servicios, la atención directa e inmediata será lo diferente.

Seguridad: actualmente los usuarios manejan dos o tres dispositivos conectados a la red, pero cuando migremos a hogares conectados, autos conectados, oficinas inteligentes, transporte inteligente y ciudades conectadas se incrementará el uso de la red y los peligros de que sea vulnerada.

Brindar continuidad, infraestructura y redes seguras debe ser parte de la oferta de un operador de telecomunicaciones que funge como proveedor para las empresas que dan servicios de Internet de las Cosas.

El reto es grande pero es básico para generar confianza, prevenir ataques y mantener seguros  los datos de los usuarios de las redes.

descarga-gratis-ebook-iot

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.