¿Cuál es el papel del gobierno en la adopción de IoT en México?

¿Cuál es el papel del gobierno en la adopción de IoT en México?

Comparte este contenido:

El gobierno tiene la posibilidad de invertir en Internet de las Cosas (IoT) para mejorar los servicios que brinda a la ciudadanía como seguridad, electricidad, recolección de basura, entre otros.

En el reciente proceso electoral que se dio en el país, en la Ciudad de México vimos que el Internet de las Cosas fue parte del debate pues varios candidatos externaron su interés porque la capital sea una ciudad conectada, sin embargo, desconocen el significado de esto.

KEY INSIGHTS:

  • Un estudio previó que el negocio del Internet de las Cosas (IoT) en México cerró con una inversión aproximada de 2 mil 176 millones de dólares, pues el país, junto con Colombia, está adoptando este tipo de tecnología tanto en el sector privado como en el sector público.
  • Hasta ahora el avance más relevante y a la vista de los mexicanos en materia de conectividad entre máquinas e Internet de las Cosas se ha enfocado al segmento de seguridad y respuesta a emergencias y, en menor medida, al monitoreo ambiental.
  • Por ejemplo, el C5 de la Ciudad de México opera y monitorea las más de 15 mil cámaras de vigilancia que hay en la capital y las seis mil que existen en el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Lo que sucedió en la Ciudad de México es una constante en el resto de las entidades federativas y a nivel nacional, ya que el gobierno busca contar con ciudades inteligentes y que usen el Internet de las Cosas para conectar las cámaras de seguridad, el transporte público y sistemas de basura y agua como en otros países.

Un estudio previó que el negocio del Internet de las Cosas (IoT) en México cerró con una inversión aproximada de 2 mil 176 millones de dólares, pues el país, junto con Colombia, está adoptando este tipo de tecnología tanto en el sector privado como en el sector público.

Gobierno vs Empresas

Sin embargo, el gobierno no invierte en Internet de las Cosas al mismo ritmo que las empresas, pues solamente en 2015 destinó 154 millones de dólares para ciudades inteligentes, 65 millones de dólares en soluciones en energía y 9.8 millones de dólares en transporte público.

Las inversiones del gobierno se destinaron al uso de dispositivos para medir suministros y servicios como agua, electricidad, gas, en búsqueda de datos más eficientes en tiempo real para la realización de ajustes en el servicio.

Conectividad IoT

Hasta ahora el avance más relevante y a la vista de los mexicanos en materia de conectividad entre máquinas e Internet de las Cosas se ha enfocado al segmento de seguridad y respuesta a emergencias y, en menor medida, al monitoreo ambiental.

Por ejemplo, el C5 de la Ciudad de México opera y monitorea las más de 15 mil cámaras de vigilancia que hay en la capital y las seis mil que existen en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, las cuales están conectadas al centro de operaciones del C5 y en tiempo real previene y alerta a las autoridades sobre temas de seguridad y emergencias.

También se encarga del número de emergencias 911 donde las personas pueden llamar para pedir apoyo y el cual cuenta con una aplicación para teléfonos móviles que conectan a los usuarios con el 911 de la Ciudad ya sea a través de una llamada telefónica tradicional una llamada silenciosa o por chat.

Esta aplicación cuenta con una alerta sísmica que se activa cuando un terremoto tiene la magnitud que puede poner en riesgo la vida de las personas que se encuentran en la capital del país.

La aplicación también permite que las autoridades ubiquen a las personas en tiempo real y los usuarios pueden enviar imágenes si es necesario.

Avances en el transporte público

Por otra parte, en la Ciudad de México se busca homologar el uso de la tarjeta de transporte público que ahora permite pagar el metro y el metrobús y se comenzó con un piloto donde fungía como tarjeta de débito, sin embargo, en este tema se puede avanzar aún más para llegar a niveles como los de países asiáticos donde una sola tarjeta permite usar el transporte público, pagar servicios como agua y luz, funciona como tarjeta de débito, entre otros servicios.

De esta manera, los ciudadanos pueden acceder de manera rápida a los servicios de la ciudad y estar al día en pagos y derechos.

Otros temas donde el país está rezagado es en la automatización de la recolección de basura, el uso de la luz pública para conexión a internet, entre otros que pueden generar ahorros para las ciudades.

descarga-gratis-ebook-iot

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.