El alumbrado inteligente puede mejorar la seguridad pública

El alumbrado inteligente puede mejorar la seguridad pública

Comparte este contenido:

Las ciudades inteligentes necesitan alumbrado conectado que permita ahorros energéticos, mayor conectividad, seguridad pública y soporte al instante para beneficio de los ciudadanos.

El alumbrado público es un servicio básico que ofrecen las ciudades pues, además de ofrecer luz cuando el sol se oculta, brinda seguridad a los habitantes de las ciudades.

Sin embargo, puede resultar un servicio costoso pues la iluminación requiere de una inversión presupuestal por parte de los gobiernos.

KEY INSIGHTS:

  • Los nuevos modelos de iluminación conectada permiten que las ciudades generen energía LED que resulta más eficiente, los operadores de servicios móviles pueden ofrecer conectividad a través de las luminarias y se pueden generar ahorros al contar con dispositivos que se enciendan y apaguen cuando se oculte o salga el sol.
  • La iluminación LED genera ahorros entre 50% y 70% de energía eléctrica y si al esquema se suman controles inteligentes de luz se pueden alcanzar ahorros de hasta 80%, como valor agregado este tipo de luz disminuye la generación de CO2, por lo que las ciudades inteligentes se convierten en ciudades sustentables.
  • Algunos sistemas tecnológicos permiten contar con aplicaciones web para dar seguimiento a las luces conectadas de manera que se puede dar seguimiento a los equipos de mantenimiento cuando los dispositivos instalados en cada luminaria “avisan” que requieren de soporte técnico.

Afortunadamente ahora la tecnología es un aliado para desarrollar y operar la iluminación pública inteligente.

Los nuevos modelos de iluminación conectada permiten que las ciudades generen energía LED que resulta más eficiente, los operadores de servicios móviles pueden ofrecer conectividad a través de las luminarias y se pueden generar ahorros al contar con dispositivos que se enciendan y apaguen cuando  se oculte o salga el sol.

Los ciudadanos se pueden beneficiar al contar con ciudades mejor iluminadas, conectividad y mayor seguridad al saber que las luminarias públicas se encenderán cuando no haya luz natural.

Desde 2014, existe un modelo de iluminación inteligente para smart cities donde dos empresas, una dedicada a la tecnología y otra a la iluminación, unieron esfuerzos para ofrecer a los ciudadanos eficiencia energética e iluminación publica más conectividad.

Pero ¿cómo funciona un modelo de alumbrado inteligente?

El esquema permite que cada luminaria se convierta en un punto de conectividad donde los operadores de servicios como la telefonía e internet móviles ofrecen conectividad WiFi.

Esta conectividad a Internet no sólo beneficia a los usuarios de la web, también funciona para el monitoreo de tráfico y seguridad en las calles de las ciudades inteligentes.

Por otra parte, la iluminación LED genera ahorros entre 50% y 70% de energía eléctrica y si al esquema se suman controles inteligentes de luz se pueden alcanzar ahorros de hasta 80%, como valor agregado este tipo de luz disminuye la generación de CO2, por lo que las ciudades inteligentes se convierten en ciudades sustentables.

También existen otro tipo de bondades en este tipo de esquemas de alumbrado inteligente, por ejemplo, al estar conectados a la red, los gobiernos locales cuentan con plataformas centralizadas donde controlan cada punto de iluminación para poder ajustar la intensidad de la luz de acuerdo con la demanda o controlar el encendido y apagado en caso de que falle el modo automático.

Algunos sistemas tecnológicos permiten contar con aplicaciones web para dar seguimiento a las luces conectadas de manera que se puede dar seguimiento a los equipos de mantenimiento cuando los dispositivos instalados en cada luminaria “avisan” que requieren de soporte técnico.

¿Qué ciudades ya lo usan?

Varias ciudades del mundo cuentan con alumbrado inteligente, por ejemplo, Los Angeles, California; cuenta con más de 100 mil luces conectadas las cuales tienen distintos niveles de iluminación dando seguridad a las personas que salen a ejercitarse o caminar por la noche.

Por otra parte, el consumo energético se monitorea constantemente para adecuarlo a las necesidades de cada zona y a los requerimientos energéticos de la ciudad.

Desde 2015, la ciudad se ha visto beneficiada pues las cuadrilla que reparan y dan mantenimiento a las luminarias tienen agendadas sus visitas a las zonas que requieren su presencia, de manera que también se ahorra en materia de personal que trabaja con mayor eficiencia.

Esto demuestra los beneficios que representaría el alumbrado inteligente para localidades en México considerando que el servicio de alumbrado público, incluyendo el mantenimiento, es del 5% al 10% del gasto corriente de un ayuntamiento.

Descarga ebook ¿Qué es IoT?

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.

Autor: Carla Martínez

Periodista de negocios especializada en telecomunicaciones y tecnologías de la información. Actualmente escribe e investiga sobre estos temas para El Universal.