Gestión inteligente de residuos, el IoT llegó a la basura

Gestión inteligente de residuos, el IoT llegó a la basura

Comparte este contenido:

Usar tecnología para reciclar, es la mejor opción para tu negocio.

Las ciudades inteligentes crecen en el mundo. México no es la excepción, y hoy se piensa en cómo la tecnología, explotando el uso de sensores y etiquetas RFID, puede hacer una gestión inteligente de los residuos y desechos, con lo que se puede aumentar la productividad y ahorrar costos mientras se avanza hacia un futuro más sustentable.

Piensa en las miles de aplicaciones habilitadas para el Internet de las Cosas (IoT) y en cómo están mejorando las operaciones de gestión de residuos. Rutas predefinidas y métodos desactualizados de recolección de desechos se reemplazan cada vez más por contenedores con sensores habilitados y aplicaciones sofisticadas de gestión de desechos. Son temas de ciudades inteligentes.

KEY INSIGHT

Al tomar medidas para madurar digitalmente, una empresa puede aumentar la rentabilidad, el tiempo de comercialización, la ventaja competitiva y la cuota de mercado.

Una de las características principales de cualquier aplicación de habilitación de IoT es su capacidad para enviar y recibir datos en tiempo real. Esta información se usa para una multitud de desarrollos. Con los dispositivos conectados y las aplicaciones basadas en nube, la cadena de gestión de residuos se está volviendo omnipresente con múltiples puntos de interacción.

A través de la tecnología inteligente habilitada con sensores, los contenedores de basura y los botes de desechos se pueden conectar a Internet como “Cubo digital”, como un “Internet de la basura”, para que puedas supervisar y gestionar estos residuos, identificando los niveles de llenado con cada contenedor.

Por ejemplo, una vez que alguien vacía los desechos en el “Cubo digital” habilitado para IoT, puedes escanear el código en ese contenedor, y enviar datos inmediatamente al recolector de desechos de la ciudad.

Esta información permite a los basureros identificar el nivel y la cantidad de residuos que se reciclarán. También se puede utilizar para optimizar aún más las operaciones logísticas, como qué tamaño de vehículo se debe utilizar, qué rutas seguir, qué basura se recogerá más adelante, y así sucesivamente. Las posibilidades son interminables y prometedoras.

Numerosos desafíos afectan a la cadena de suministro de gestión de residuos en la actualidad. Uno de estos desafíos consiste en apegarse a las rutas predefinidas, independientemente de si los contenedores están llenos hasta el borde o no.

Quién ha comenzado a tratar los residuos con IoT

ISB Global, con sede en el Reino Unido, está utilizando aplicaciones impulsadas por IoT para gestionar los residuos. Utilizando sensores avanzados de nivel de contenedor, recolección de datos en nube y una aplicación inteligente, ISB ha creado una red de dispositivos conectados para una gestión de desechos efectiva.

Mediante la aplicación de tecnologías como sensores, seguimiento de geolocalización, balizas bluetooth y detección automática de ubicación, ISB busca maximizar la productividad y ofrecer un excelente servicio a un costo menor.

Estos sistemas también capturan datos tales como el peso, el volumen, los costos y los números de los camiones, y vuelven a alimentar toda la información, lo que puede automatizar aún más las operaciones de facturación y recolección.

Estas soluciones son ideales para empresas de gestión de residuos o lugares más grandes como centros comerciales, restaurantes, escuelas u hospitales, donde los contenedores se mueven y necesitan regresar a su ubicación designada.

Aunque las tecnologías de gestión de residuos son incipientes, hay un aumento en las soluciones y empresas de gestión de residuos basadas en IoT. Los grandes jugadores están implementando sistemas robustos de gestión de sensores para que coincidan con un enfoque oportuno y basado en las necesidades para la gestión de residuos.

Imagina también si pudieras separar la basura, como por ejemplo las baterías que tanto contaminan el suelo, si pudieras representar digitalmente todas esos desechos a nivel serial utilizando una plataforma de Internet de las Cosas con la participación de sensores. Simplemente un registro digital de cada batería o desecho, accesible en internet.

Por ejemplo, cuando desechas una batería, puedes usar tu teléfono para escanear y activar el registro de IoT para esa batería, actualizando el registro para indicar que está lista para ser recolectada, etiquetándola con la geolocalización actual.

Cuando las marcas asuman la responsabilidad de crear una infraestructura de IoT e involucrar a los consumidores a gran escala, se pueden implementar procedimientos de reciclaje efectivos que beneficien a todos.

descarga-gratis-ebook-iot

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.

Autor: Paul Lara

Es experto en temas de tecnología y negocios. Tiene experiencia como Jefe de información de la sección Dinero del periódico Excélsior y es editor de la sección de Tecnología del mismo diario, además de conductor de los programas HackerTV y Dinero por ExcélsiorTV.