Artículos

Maneras en que funciona el IOT, ¿cómo se da la comunicación?

Comparte este contenido:

En su concepto más básico, Internet de las Cosas se trata de conectar varios dispositivos y sensores a Internet, pero no siempre es obvio cómo conectarlos.

Actualmente existen cuatro modelos para desplegar y hacer funcionar IoT, estos son: 

1. Dispositivo a dispositivo

La comunicación de dispositivo a dispositivo representa dos o más dispositivos que se conectan directamente y se comunican entre sí. Se pueden comunicar a través de muchos tipos de redes, incluidas las redes IP o Internet, pero la mayoría de las veces utilizan protocolos como Bluetooth, Z-Wave y ZigBee.

Este modelo se usa comúnmente en los sistemas de automatización del hogar para transferir pequeños paquetes de datos de información entre dispositivos a una velocidad de datos relativamente baja. Estos podrían ser focos, termostatos y cerraduras de puertas que se envían pequeñas cantidades de información entre sí.

2. Dispositivo a Nube

La comunicación de dispositivo a nube implica un dispositivo de IoT que se conecta directamente a un servicio en la nube de Internet, como un proveedor de servicios de aplicaciones para intercambiar datos y controlar el tráfico de mensajes. A menudo usa conexiones Ethernet o Wi-Fi cableadas tradicionales, pero también puede usar tecnología celular como la red 4.5G.

La conectividad en la nube permite al usuario (y una aplicación) obtener acceso remoto a un dispositivo. También es potencialmente compatible con impulsar actualizaciones de software para el dispositivo.

Un caso de uso para Dispositivo-a-Nube basado en redes celulares son las etiquetas inteligentes que rastrea al perro o gato de la casa mientras el usuario no está, lo que requiere de una comunicación celular de área amplia porque no sabría dónde podría estar la mascota.

3. Dispositivo a Puerta de Enlace

En el modelo de dispositivo a puerta de enlace, los dispositivos se conectan básicamente a un dispositivo intermediario para acceder a un servicio en la nube. Este modelo a menudo implica software o aplicaciones que operan en un dispositivo de puerta de enlace local (como un teléfono inteligente o un “concentrador”) el cuál actúa como intermediario entre un dispositivo y un servicio en la nube.

Esta puerta de enlace podría proporcionar seguridad y otras funcionalidades, como la traducción de datos o protocolos. Si la puerta de enlace es un teléfono inteligente, este software podría adoptar la forma de una aplicación que se empareja con el dispositivo de IoT y se comunica con un servicio en la nube.

4. Back End Data Sharing

Back-End Data-Sharing extiende esencialmente el modelo de comunicación de dispositivo a nube para que terceros autorizados puedan acceder a los dispositivos y los datos del sensor. Bajo este modelo, los usuarios pueden exportar y analizar datos de objetos inteligentes desde un servicio en la nube en combinación con datos de otras fuentes y enviarlos a otros servicios para su agregación y análisis.

La aplicación Map My Fitness es un buen ejemplo de esto porque compila datos sobre el estado físico de varios dispositivos, desde el Fitbit hasta el Adidas miCoach y el Wahoo Bike Cadence. Esto significa que un ejercicio puede analizarse desde el punto de vista de varios sensores.

Estos son los cuatro modelos más utilizados al desplegar soluciones IoT, sin embargo, no hay un modelo cerrado para implementar, todo depende del caso de uso.

¿Ya sabes cómo implementarás IoT en tu empresa?

descarga-gratis-ebook-iot

Autor: Octavio Castillo

El vínculo entre la tecnología y tu empresa, se enfoca en los empresarios, tomadores de decisiones, que buscan conocer más acerca del mundo tecnológico y que están interesados en incrementar la productividad de su negocio.

Autor: Octavio Castillo

El vínculo entre la tecnología y tu empresa, se enfoca en los empresarios, tomadores de decisiones, que buscan conocer más acerca del mundo tecnológico y que están interesados en incrementar la productividad de su negocio.