Artículos

Modelos logísticos ¿cuál aplicas en tu empresa?

Comparte este contenido:

La aplicación de un modelo logístico puede generar en tu empresa ventajas competitivas. Aquí te mostramos algunos modelos que te servirán como ventana para que te asomes a otros o identifiques cuál aplicas en tu empresa o negocio.

Una de las áreas más significativas de una empresa o fábrica que ofrece un producto o un servicio es la logística. Esta área o departamento, ha ido adquiriendo gran relevancia en los organigramas de las organizaciones, ya que incluso el desempeño de esta unidad puede ser el eslabón que marque la diferencia frente a la competencia.

KEY INSIGHT

México ocupa el lugar 54 en el Logistics Performance Index 2016 en el que el Banco Mundial analiza y califica las capacidades logísticas que tiene un país. Son 160 los países calificados en este Index.

Fuente: Banco Mundial

La digitalización, el comercio electrónico y tecnologías como las etiquetas RFID son algunos elementos que en los últimos años han colocado a la logística como parte nodal del proceso de producción.

La logística puede ir desde el aprovisionamiento o la proveeduría de materias primas hasta la entrega del producto al cliente final.

De acuerdo a la definición de la Asociación Española para la Calidad, podemos coincidir en que la logística es “la gestión de todas las operaciones que buscan garantizar la disponibilidad de un determinado elemento (producto, servicio, información) en tiempo y forma óptimos”.

Para algunos especialistas, en la logística intervienen las siguientes actividades: compras; planeación de la producción; transporte; manejo de inventarios; almacenamiento; despacho y distribución de producto terminado y servicio al cliente.

A pesar de las bajas inversiones que hacen las empresas en logística, que van del 11 al 20%, las actividades logísticas en algunas empresas llegan a generar entre el 11 y 50% del total de sus ventas.

En México, tres de los factores más importantes que considera el consumidor mexicano para las compras a través del comercio electrónico y que involucran a la logística- según el Estudio de Comercio Electrónico en México 2017 de la Asociación de Internet– son: los precios del producto, la información detallada del producto y la rapidez en la entrega.

En la actualidad, el tiempo y la calidad de entrega marcan la diferencia para muchos consumidores, si el cliente queda satisfecho generará fidelidad, por lo que el denominado sistema pull/push, es un factor decisivo.

En el sistema pull o jalar se producirán los productos en respuesta a la demanda. No se producirá nada hasta que sea requerido.

En el sistema push o empujar se producirán con base en lo que se planea o anticipa. Según David Muñón, especialista en logística, los tamaños de las órdenes de producción se basan en pronósticos de mediano o largo plazo, por lo que generalmente son grandes y variables.

Este sistema de diferenciación determinará los modelos logísticos más conocidos, como: producir contra stock, servir desde stock, ensamblar bajo pedido y producir bajo pedido.

Asimismo, han surgido otros que han sido adoptados por empresas de todos los tamaños, estos modelos, a grosso modo, son: Vendor Managed Inventory (VMI) (Inventario Manejado por el Proveedor), el Justo A Tiempo (JIT, Just In Time) y el modelo SCOR.

Vendor Managed Inventory (VMI): Según el Instituto Profesional Latinoamericano de Comercio Exterior (Iplacex), este es un modelo en el que el proveedor de un determinado producto toma como responsabilidad la administración de los inventarios disponibles de los punto de venta, generando a través de un proceso de levantamiento de datos de ventas y compras, un promedio de ventas que finalmente le permite optimizar las entregas al cliente.

Just In Time (JIT): En este modelo no hay inventario del producto pero se deben tener los insumos necesarios que permitan producir el producto o artículo adquirido por el cliente. Ya sea que se produzca al instante en el punto de venta o que posteriormente se le envíe el producto terminado a domicilio al cliente. Sólo se produce cuando ha sido realizada la venta. Esto reduce sobreproducción, eliminación de despilfarro e incluso el almacenamiento de producto terminado.

Supply Chain Operations Reference Model (SCOR): Este modelo fue desarrollado por el Suply-Chain Council (SCC), según su versión 11.0, este a través de una metodología, se puede usar para hacer un diagnóstico o describir cadenas de suministro simples o complejas usando un conjunto común de definiciones. Por lo que ofrece una base para la mejora de la cadena de suministro para proyectos globales o locales.

Los principales procesos de este modelo son: planificación, aprovisionamiento, fabricación, distribución y devolución.

Como señala la Escuela de Organización Industrial la utilidad de este modelo se basa en:

  • Unificar términos y dar un formato estándar para describir la cadena de suministro.
  • Evaluar cada proceso con indicadores (KPI’s) apropiados.
  • Comparar sus niveles con los de clase mundial.
  • Encontrar oportunidades de mejora.
  • Saber qué mejores prácticas se pueden implementar.
  • Mantener un sistema continuo de evaluación de KPI’s y proponer mejoras futuras.

Así como estos modelos existen muchos otros, incluso cada actividad tiene modelos o metodologías que pueden contribuir a la mejora de la logística en su conjunto.

En este sentido, una de las actividades transversales de la logística es la del transporte, por lo que contar con una solución tecnológica de gestión vehicular para tu flotilla como la que ofrece Telcel Empresas debe ser considerada para cualquier modelo logístico que aplique tu empresa o negocio. ¿Tu empresa qué modelo aplica?

localizacion vehicular soluciones empresariales telcel

Autor: Adrián Rodríguez

Ha colaborado en el desarrollo de contenidos en la Revista Digital Universitaria, una de las primeras revistas digitales de la UNAM y en Ciencia y Desarrollo, versión electrónica del Conacyt. Le apasionan los temas de ciencia, tecnología e innovación.

Autor: Adrián Rodríguez

Ha colaborado en el desarrollo de contenidos en la Revista Digital Universitaria, una de las primeras revistas digitales de la UNAM y en Ciencia y Desarrollo, versión electrónica del Conacyt. Le apasionan los temas de ciencia, tecnología e innovación.