Artículos

¿Puede México convertirse en una Ciudad Inteligente?

Comparte este contenido:

Para que la Ciudad de México se convierta en una Ciudad Inteligente es necesario utilizar la tecnología en cada aspecto de su habilitación.

Uno de los principales problemas de la ciudad de México es el transporte. Así, el índice de tránsito TomTom del 2017 dejó a la capital mexicana en el último puesto entre las peores ciudades para conducir. Pero no sólo los automovilistas sufren de este mal. En hora pico utilizar el transporte público puede ser una tortura y convertirse en una actividad lenta, cansada, incómoda y hasta peligrosa. Para el Instituto de Políticas para el Transporte (ITDP por sus siglas en inglés) la falta de información y comunicación entre los sistemas de transporte, así como el crecimiento explosivo de la población local y la poca inversión, dificultan la mejora en la movilidad e impactan en la salud de sus habitantes.

Key Insight

El Plan Maestro de Conectividad de la CDMX es el proyecto con el que el gobierno local quiere convertir a la capital del país en una ciudad inteligente. El plan maestro consiste en análisis de la estructura gubernamental e identificación de necesidades; identificación de infraestructura de conectividad actual; estimación de la demanda de conectividad en la Ciudad de México y propuestas de rediseño.

Y es que para una ciudad que supera  los 30 millones de habitantes, es necesario hacer ciertos cambios, que de la mano de la tecnología pueden mejorar nuestra calidad de vida. El ITDP ha recomendado una serie de medidas en movilidad que podrían hacer de la Ciudad de México una ciudad más inteligente que ofrezca alternativas y mejoras en el sistema de transporte público:

• Generar y compartir información entre los distintos sistemas de transporte públicos y privados: es necesario adoptar un sistema de pago único entre los transportes del Gobierno de la Ciudad y almacenar información estadística sobre los trayectos de los usuarios.

• Implementar sistemas de pago y GPS en todos los vehículos: integrar al transporte privado también es relevante, por lo que es necesario implementar el sistema de pago en los transportes concesionados (microbuses) y hacerlos utilizar sistemas GPS.

• Compartir información: hacer obligatorio que las aplicaciones de transporte (Uber, Easy Taxi, Cabify, etc.) compartan información estadística de sus trayectos con los responsables de la movilidad.

• Información pública: por último, la organización recomienda hacer públicos todos los datos recopilados tanto en una aplicación móvil como en un sistema de Open Data. El fin de publicar la información sería incentivar la innovación en las áreas que no son atendidas.

Aunque ya existen ciertos generadores de datos (sensores, semáforos, tarjetas electrónicas de pago), todavía hace falta saber utilizar la información. Así, en la mayoría de los casos, dichas bases de datos provienen directamente de los sistemas que utilizan y no se almacenan, por lo tanto al no generar Big Data no se puede procesar adecuadamente la información y utilizarla de manera automatizada. En la mayoría de los casos no se cuenta con procesos formales y herramientas robustas de calidad y homologación de la información.

Aparte del transporte, existen otras áreas en las que es necesario generar inversiones  relevantes. Por ejemplo, los trámites aún son muy burocráticos y hace falta automatizar y digitalizar los que se lleven a cabo en cada uno de los lugares.

El tema de inseguridad también es parte clave de la agenda. La instalación de cámaras en lugares estratégicos y alarmas para que la policía llegue a la hora exacta de los hechos podría generar un impacto positivo y ayudar a reducir el número de siniestros en la ciudad.

Aunque se ha avanzado bastante en el acceso a internet para todos, esto ha sucedido en su mayoría en las zonas céntricas de la ciudad, por lo que es necesario enfocarse en las zonas de la periferia para así poder hacer que las personas que viven allá estén mejor conectadas y mejoren su calidad de vida.

Actualmente el gobierno local viene desarrollando el Plan Maestro de Conectividad de la CDMX para convertir a la capital del país en una ciudad inteligente. El proyecto tiene por objetivo incrementar la conectividad local por medio de una unidad organizacional que se encargue de la gestión de la infraestructura y el diseño de una asociación público-privada para operar la Red de Conectividad de la CDMX aprovechando de manera eficiente la infraestructura existente, fomentar sinergias e impulsar el crecimiento autónomo y sustentable.

En conclusión, México puede volverse una ciudad inteligente si así lo quiere y existen planes para eso. En la región ciudades como Santiago de Chile, Bogotá o Sao Paulo están haciendo grandes esfuerzos para lograrlo. Sin embargo esto requiere un compromiso grande de ambas partes: sus habitantes y las autoridades locales. Un cambio en su mentalidad puede convertir a la CDMX en una ciudad que use la tecnología para mejorar la calidad de vida e infraestructura de todos los que habitan en ella.

Ebook: l Internet de las Cosas está en las calles

Autor: Carla Antonioli

Peruana, tiene 10 años de experiencia internacional en nuevas tecnologías y mercadotecnia digital. Actualmente trabaja como consultora independiente y es docente de postgrado.

Autor: Carla Antonioli

Peruana, tiene 10 años de experiencia internacional en nuevas tecnologías y mercadotecnia digital. Actualmente trabaja como consultora independiente y es docente de postgrado.